jump to navigation

La Conexión contagia a 50 líderes más julio 28, 2009

Posted by conexioniberoamerica in Noticias.
Tags: ,
7 comments

La familia crece. Los 50 participantes del VIII Programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos sellaron su adhesión a Conexión Iberoamérica. En reunión celebrada en Madrid el pasado jueves 16 de julio, el grupo seleccionó mediante sufragios a quienes fungirán como encargados de las distintas áreas de acción del proyecto. La expansión de la Conexión Iberoamérica y los nuevos proyectos de la asociación son parte del relato de Daniel Pabón.

La Conexión contagia a 50 líderes más

Daniel Pabón

Borja Cabezón, director del Programa de Jóvenes Líderes Iberoamericanos de la Fundación Carolina, destacó la intención de los participantes de la edición 2008 para abrir el compás de participación en esta iniciativa digital a sus pares de 2009. La VIII edición se desarrolló del 1 al 17 de julio y en ella, 43 latinoamericanos, 5 españoles y 2 portuguesas se empaparon de la realidad europea desde Madrid, Sevilla, Toledo, Lisboa y Bruselas.

JLI 2009

Borja Cabezón dirige la reunión que permitió entablar compromisos por el futuro del proyecto

El estudiante de Medicina Cristian Herrera (Chile), el administrador Rafael Caldas (Brasil), la psicóloga Cecilia Greca (Argentina) y el ingeniero industrial y de sistemas Sergio García (México), conforman el equipo general que, en coordinación con sus pares de la VII edición de Jóvenes Líderes, dirigirán las acciones futuras del equipo.

Conscientes de la necesidad de instituir a Conexión Iberoamérica como asociación, recayó en manos del abogado español Eugenio Olmedo la responsabilidad de dirigir el equipo que cristalizará este objetivo. Le acompañan sus colegas Gabriela Maldonado de Colombia, Laura Marcia de Honduras, Gonzalo Basso de Argentina y Daniel Aun de Brasil.

Decálogo para la región

Bajo la tutela de Greca y del médico madrileño David Andina, unos 15 jóvenes co-redactaron la Declaración de Principios que resume el pensamiento colectivo del medio centenar de jóvenes líderes que recién se suman a Conexión Iberoamérica.

En las diez afirmaciones que componen el manifiesto, se expresa la visión de los jóvenes sobre cómo ven y cómo quisieran ver a Iberoamérica en el futuro. La tarea encomendada a los 50 participantes del VIII Programa de Jóvenes Líderes es, además de divulgar la experiencia en sus universidades y ámbitos de acción, la de difundir y explicar en instituciones, organismos y medios de comunicación de sus países el contenido de la declaración. La relacionista pública brasileña Ana Isaia Barretto y el periodista venezolano Daniel Pabón, fueron seleccionados para aupar y monitorear los niveles de difusión y recepción que irá alcanzando el documento.

Red más potente

Nuevos colaboradores se suman al trabajo de este sitio web. Lorena Reyes, diseñadora gráfica de México, Mauricio Díaz, ingeniero civil de Bolivia junto a Pabón, participan desde ahora, en nombre del grupo, en las metas futuras de mejoramiento técnico, gráfico y redaccional del site.

A esto se añade el trabajo que actualmente realiza Reyes en conjunto con Caterina Signorino (Venezuela) y Silvia Zelada (Paraguay), para compendiar los perfiles académicos de cada nuevo miembro de Conexión Iberoamérica. Al tiempo, desde Colombia Carlos Rocha (ingeniero de sistemas) y desde Bruselas María Joao (licenciada en relaciones internacionales), coordinarán las búsquedas y eventuales alianzas con instituciones que alberguen preocupaciones afines con las de este proyecto.

Los 50 nuevos miembros de Conexión Iberoamérica acordaron que las anteriores designaciones no indican que el trabajo inherente a cada una recaerá sólo en manos de sus responsables directos. Por el contrario, se comprometieron a participar, desde sus posibilidades e intereses, en cada una de las líneas estratégicas trazadas. Ahora, ¡a tirar del carro!, como dicen en España.

Daniel Pabón es Venezolano, comunicador social por la Universidad de Los Andes (San Cristóbal) y miembro de la Conexión Iberoamérica.

Anuncios

Memorias – Edgar Figueroa julio 13, 2009

Posted by conexioniberoamerica in Memorias.
Tags:
4 comments

La selección para el programa JLI, los preparativos para el viaje y la manera como cada uno fue capaz de manejar las “vacaciones” de sus trabajos son algunas de las anécdotas que todos tenemos en común. Edgar Figueroa, en su texto de memorias, recuerda como fueron sus días desde que recibió la noticia que había sido seleccionado y sus momentos preferidos durante el programa.

Edgar Figueroa

“Como amo la libertad tengo sentimientos nobles y liberales; y si suelo ser severo, es solamente con aquellos que pretenden destruirnos” Simón Bolívar

Cuando me postularon en mi universidad para participar para el VII programa de Jóvenes líderes Iberoamericanos 2008 de la Fundación Carolina no tenía idea de qué se trataba. Me explicaron y luego me documenté y me dije: “Ojalá me seleccionen”. Cuando recibí la noticia, justo cuando me bajaba de un autobús de Panamá- Costa Rica, mi reacción era de loco, no lo podía creer. Transcurrió un 24 de mayo a las 12:00 medía día, era un día lluvioso en Panamá. “Figueroa, usted fue seleccionado, para ir a España” dijo el coordinador de cooperación internacional. Bajé corriendo, salté y abracé a una amiga que tenía cerca, no lo podía creer.

Cuando reporté este hecho a mi trabajo después de regresar de mis vacaciones, la cosa cambió. No me querían dar permiso porque recién me trasladaban de puesto dentro del periódico La Prensa, donde actualmente laboro. Estuve a punto de renunciar, pero faltando tres días para el viaje, me dijo mi jefe : “Toma tu maletas y aprovecha la oportunidad que te has ganado”. De hecho mi maleta estaba lista, sólo que me mantuve reservado.

No dormía de las ganas de esperar el día de partida (5 de julio). La otra sorpresa era que no viajaba solo, sino con mi compañera Eyda Escudero. Ese día en el aeropuerto Internacional de Tocumen, rumbo a Barajas España, conocí parte de la familia de mi compañera y ella la mía. En el mismo avión viajaban los compañeros de Guatemala (Alejandro y María Cristina) y no los vimos, sino hasta cuando llegamos a España. Una vez en tierra, rostros diversos, con diferentes timbre y acentos de voces se mezclaban y cada quien se presentaba dentro del bus que nos llevaría hasta el Hotel. Una vez que llegamos al Hotel, la otra mitad de jóvenes nos esperaba. Lo demás es historia.

Para compartir estos momentos no puede negarles que lo único que me fastidiaba era levantarme temprano (6:00 a.m). El itinerario así lo exigió, para llegar a tiempo a las visitas que teníamos programadas con autoridades, políticos, rectores, empresarios y profesionales de diferentes ámbitos. Cada visita a estas instituciones españolas eran productivas, conocer la RAE Real Academia de la Lengua Española, ir a los museos, y las reuniones coloquios donde cada uno aportaba con su opinión sobre un tema que nos ayudaba a adquirir conocimiento sobre las realidades que se viven en nuestros países de Latinoamérica. No puedo olvidar aquella audiencia con los SS. AA.RR Felipe de Borbón Príncipe de Asturias y la Princesa Letizia, cada quien con su mejor pieza de vestir nerviosos porque no sabíamos cómo era el saludo, aquel episodio fue hermoso. Una realidad a la que están expuesta una familia real y poner los pies en el palacio fue grandioso. La visita a los ayuntamientos en Madrid era sorprendente y sentir como la historia de Iberoamérica ha quedado plasmada en paredes y cuadros quedó grabado en mi mente.

Me gustó compartir con los miembros del Grupo Prisa, cuando nos explicaron cómo se maneja la red de emisoras y medios de comunicación de habla hispana en los países donde están presentes y como aplican sus programas de responsabilidad social.

Edgar Figueroa

EN OTROS SITIOS

La travesía en bus y avión que nos llevó a Mérida, Lisboa, Bélgica y Francia y luego, Zaragoza de vuelta a España, es para contarla. No puedo negarles que cuando llegue a Portugal, justo cuando pasábamos por el puente 25 de abril lloré de la emoción porque para mí fue un anhelo ya que siempre quise visitar ese país del cual se habla poco, pero que esconde grandes riquezas. Bruselas la capital política de Europa, pequeña y gris, pero con un orden en el manejo de sus políticas ejecutorias para el desarrollo económico y educativo de su gente. Francia, sede de grandes organismos mundiales como La ONU. Cada uno de los sitios visitados, las charlas temáticas sobre políticas públicas, medio ambiente, sistema judicial y de leyes, medios de comunicación, aspectos culturales aunque en menor contenido y los ricos manjares dejarán una huella inmemorable que siempre perdurará por el resto de nuestras vidas. ¡Ah!, no puedo dejar de mencionar las famosas láminas de Mutis en conmemoración al bicentenario de José Celestino Mutis, un científico, botánico y médico de gran trascendencia histórica para Iberoamérica. Cuando finalizaba cada reunión dichas láminas eran obsequiadas a los exponentes que brindaban su tiempo para con nosotros. De seguro que muchos nos reíamos cuando se hacia un alto para hacer la entrega de las famosas láminas que también formaron parte de nuestro divertido viaje.

De alguna forma esta experiencia me ha marcado mi vida como sé que lo ha hecho con los 60 jóvenes que se ganaron este premio. Desde luego las oportunidades se hacen posibles y más cuando se reconoce el potencial de estos amigos y colegas con buenas ideas que contribuyen con su país y que son hombres y mujeres de bien, son excelentes líderes juveniles y repito, son mis amigos dispersos en nuestra gran Iberoamérica del siglo XXI.

Edgar Enrique Figueroa es Panameño, periodista, estudiante de máster de Relaciones Internacionales con énfasis en organizaciones internacionales de la Universidad de Panamá, labora en el diario La Prensa, es secretario de la Fundación Juventud Positiva y miembro de la Conexión Iberoamérica.

¿Y la democracia? julio 1, 2009

Posted by conexioniberoamerica in Reflexiones.
Tags: , , ,
7 comments

En el 29 de Junio de 2009 Margarita Moreno escribe para la Conexión Iberoamérica el texto “¿Y la Democracia?”. En sus propias palabras: “El artículo lo he escrito sobre el golpe de estado que se ha dado este día en el país hermano centroamericano de Honduras. Desde acá, El Salvador hemos seguido la noticia y me parece importante que demos a conocer nuestra opinión sobre este tipo de atropellos a la democracia que tristemente se dan en nuestra región”.

¿Y la democracia?

Margarita Moreno

En la época de los 70´s y 80´s era “normal” escuchar de golpes de estado y dictaduras militares en América Latina. Con el pasar de los años, luego de infinidad de luchas sociales, y luego de muchos atropellos de los grupos militares, esas largas noches de las dictaduras eran cosa del pasado y parecía que, poco a poco, los países, sobre todo, de la región centroamericana comenzábamos a creer que era posible la construcción de sociedades democráticas y de estados de derechos sólidos. Al menos, esa sensación se tenía, hasta ahora.

Dictadura

Con mucha incredulidad y asombro, veía en la televisión como un presidente, elegido democráticamente por unos ciudadanos, era “secuestrado” y llevado a la fuerza a Costa Rica. Y fue cuando escuché algo que solo había leído en los libros de historia y de ciencias sociales: “golpe de estado”.

A medida que transcurrieron las horas y luego de un largo seguimiento de las noticias trasmitidas por los diversos medios internacionales, en donde las imágenes de ciudadanos indignados, que al despertarse se encontraron con sus calles y ciudades militarizadas, no he podido dejar de preguntarme: ¿dónde está la democracia?, ¿dónde queda la democracia cuando es pisoteada por botas militares, que con sus armas logran imponerse? , ¿dónde quedó la voluntad popular que eligió al presidente hondureño José Manuel Zelaya?

Tristemente, parece ser que la democracia se fue volando en un avión militar con rumbo a un “exilio forzado”, y con este acto también, se nos recordó que todavía existen en nuestros países sectores y cúpulas que creen que pueden imponer a la fuerza la voluntad de unos pocos, sin importar el orden constitucional, ni la soberanía de toda una nación.

Y es que, independientemente de la ideología política de un gobierno, nada justifica un golpe de estado. ¡Nada! Porque ni los presidentes, ni los poderes legislativos o militares tienen el poder en una sociedad, que se dice libre y democrática, pues el poder lo tienen los pueblos, la gente, los ciudadanos, que son los pueden quitar o poner presidentes.

Si el presidente hondureño actúo de manera ilegal o no al querer encuestar a los ciudadanos si querían ser consultados sobre la posible constitución de una asamblea constituyente, era un problema que tenían que resolver dentro del marco legal correspondiente.

Cortar la energía eléctrica, tomarse militarmente los medios de comunicación, sacar a un mandatario en pijamas de manera violenta, expulsarlo de su propio país y luego, querer engañar no solo a los hondureños, sino a la comunidad internacional presentando una supuesta carta de renuncia, es una jugada típica de aquellas derechas ortodoxas que se han quedado atrapadas en el pasado.

Ojalá que esta vez, a diferencia de decanas pasadas, estos sectores que tanto daño le han hecho a nuestros sistemas políticos y a nuestras democracias, sean sancionados, juzgados y que estas acciones sean, como está sucediendo, repudiadas por los países de Iberoamérica y del mundo. Se tiene que sentar un precedente, que demuestre que los ciudadanos demócratas de los países latinoamericanos, no toleraremos el atropello de la voluntad de uno de nuestros pueblos.  Este no ha sido únicamente un golpe de estado a un presidente, ha sido un golpe a la democracia, un golpe a una ciudadanía hermana, un golpe a todos nosotros.

Margarita Moreno es Salvadoreña, comunicadora, asistente de la Dirección de Comunicaciones y Publicaciones de la UCA de El Salvador y miembro de Conexión Iberoamérica.