jump to navigation

¿Calentamiento global o cambio global? febrero 26, 2010

Posted by conexioniberoamerica in Reflexiones.
3 comments

En los últimos meses el calentamiento global se ha posicionado en la agenda internacional como uno de los temas prioritarios y tal vez uno de los mayores desafíos que enfrentará la humanidad en los próximos años. Sin embargo, el problema es mucho más complejo e involucra una serie de factores múltiples que están afectando la biodiversidad y con ello a nosotros mismos. El desafío de responder a tiempo a esto no solo involucra nuestro destino como especie, sino que también al resto del planeta.

¿Calentamiento global o cambio global?

Darko Cotoras

El calentamiento global es un fenómeno que hace varios años se encuentra presente en la opinión pública. De hecho, tal vez sea el problema ambiental más fácilmente identificable por la mayoría de las personas. Ante la pregunta de: “¿En qué consiste el calentamiento global?” La respuesta más probable quizá sea que corresponde a un aumento de la temperatura del planeta a causa de los gases invernadero junto con todas las consecuencias ecosistémicas derivadas de este incremento. Esta respuesta es correcta, pero la situación es mucho peor. Irónicamente, podríamos decir que es solo la “punta del iceberg”.

Si bien en algunos ecosistemas, como el chaparral de California, en fuego es un componente natural, en muchos casos no lo es y por ello tiene consecuencias nefastas en los bosques.

(Fuente: http://gardenrain.files.wordpress.com/2009/06/forest_fire.png)

El impacto que ha tenido el ser humano en la biosfera prácticamente comenzó junto a nuestra propia existencia. Actualmente, es tan profundo que podría denominarse como un cambio global. Es difícil decir con precisión si el ser humano dejará una huella en el registro geológico de la tierra o solo será una perturbación menor. Lo cierto es que la velocidad que presentan ciertos cambios actualmente es muchísimo mayor de lo que se ha documentado en cualquier periodo anterior. Uno de estos procesos es la extinción de especies. Ella es tan alta que algunos autores han indicado que somos los causantes de la VI extinción masiva. Las extinciones masivas son eventos en los que por diversas razones la flora y fauna del planeta se ve abruptamente reducida (la extinción de los dinosaurios es un ejemplo).

¿Cuáles son los factores que han generado tal fenómeno?, ¿es directamente el calentamiento global o es algo multifactorial? La respuesta pareciera ser la última posibilidad. La disminución en la biodiversidad se ve potenciada por una serie de factores que en varios casos resultan estar relacionados o tienen efectos sinérgicos.

Por una parte, se encuentra la destrucción directa de los individuos pertenecientes a una especie, causada por la caza ilegal, sobre explotación de recursos o captura de animales para la venta como mascotas. De manera indirecta la fragmentación del hábitat puede influir en la subsistencia de una especie. Esto se debe a que cada especie tiene un territorio mínimo para que sus poblaciones se desarrollen de manera saludable. Si se mantienen en una zona menor, aparecen problemas asociados a falta de alimento o territorio reproductivo, ente otros.

Otro fenómeno muy frecuente relacionado con la presencia humana es el transporte de especies “invasoras”. Ello significa que de manera accidental o intencionada se introducen especies no nativas (es decir que originalmente no se encontraban en ese lugar). Los resultados de este fenómeno son impredecibles, pero en gran cantidad de casos ha resultado en graves consecuencias para las especies locales.

También se puede mencionar la polución (aérea, terrestre y acuática), la cual afecta el natural funcionamiento del ecosistema. Una de las formas de afectar todo un ecosistema se relaciona con las alteraciones de la red trófica que soporta al mismo. Esta alteración se pude relacionar con la reducción en el número de individuos en un nivel trófico o incluso su desaparición.

Video sobre la importancia de la selva Amazónica y el peligro en el que se encuentra.

Resulta complicado resumir en pocas líneas la infinidad de factores que reducen la biodiversidad. Sin embargo, de una manera gruesa  se pueden sintetizar como todas las consecuencias asociadas a un crecimiento material desmedido que no considera sustentabilidad o respeto por los otros seres con los que compartimos el planeta. Por lo tanto, la única manera en la que podremos frenar o reducir el efecto de este proceso es replanteando la forma en la que vivimos. Tomando en cuenta de que muchos de los bienes y servicios a los que podemos acceder, en vista de un bien mayor, resultan prescindibles. Además, que pese al hecho de que nuestros desarrollos tecnológicos nos permiten hacer muchas cosas (carreteras, represas, industrias de extracción de materias primas, etc), no todas ellas son correctas bajo una ética ambiental responsable.

Otro aspecto importante es el aumentar la conciencia asociada a la importancia del reciclaje y reutilización de recursos. Junto con esto, el estimular la utilización mesurada de los mismos. La posesión de dinero para pagar el derroche de un recurso natural no justifica su sobre explotación. Además resulta esencial el fomentar e invertir esfuerzos en la diversificación de fuentes de alimentos y energías amigables con el medio ambiente.

Tal vez, tan interminables como los efectos que merman la biodiversidad son las medidas que se pueden tomar para preservarla. Para hacer frente al cambio global que estamos generando se requiere algo tan profundo y fuerte como otro cambio global.

Darko Cotoras es Chileno, biólogo y miembro de Conexión Iberoamérica.

Anuncios

Haiti: secar as lágrimas, construir o futuro febrero 19, 2010

Posted by conexioniberoamerica in Noticias, Reflexiones.
3 comments

No passado dia 12 de janeiro, uma tragédia sem precedentes assolou o Haiti: um sismo de 7 graus na escala de Richter devastou mais de 50% da capital, Port au Prince, provocando a morte a mais de 200 mil pessoas, e milhões de desalojados. Cerca de um mês depois, como se encontra o país? Que planos existem para o recuperar, que ajudas foram mobilizadas? Marta Daniela faz um ponto da situação da actualidade do país, e Gisselle Mateo partilha connosco a sua experiência pessoal.

Haiti: secar as lágrimas, construir o futuro

Marta Daniela

Ninguém consegue imaginar o impacto de uma bomba atómica. No Haiti, poucos segundos bastaram para que um sismo 35 vezes mais forte que a bomba lançada em Hiroshima devastasse o país, resultando em milhares de mortos e milhões de afectados. Um dos países mais pobres do mundo, o Haiti depara-se agora com uma catástrofe sem precedentes. Imediatamente o mundo inteiro se mobilizou para esta causa: desde Hollywood, aos governos e organizações não governamentais de inúmeros países, todos mostraram o verdadeiro significado da palavra “solidariedade”. A Comissão Europeia e o Banco Mundial disponibilizaram fundos monetários imediatos. A Colômbia, a Venezuela, o Brasil, Cuba… são apenas alguns exemplos de países ibero-americanos que imediatamente colaboraram. No entanto, a ajuda humanitária chega apenas a uma pequena parte daqueles que dela necessitam, tanto por limitações geográficas e de infra-estruturas, como por falta de governação. Ao mesmo tempo que nos chegam histórias de sobrevivência impressionantes, chegam-nos também relatos que denunciam a fome, os saques, o risco de epidemias, as crianças órfãs em risco de rapto. Passado um mês, quais são os planos de recuperação para o futuro, neste caminho que se adivinha longo?

Restaurar a institucionalidade, antes de prosseguir para a reconstrução – foi esta a posição defendida por Álvaro Garcia Linera, vice-presidente da Bolívia, na cimeira extraordinária da Unasul (União de Nações Sul-Americanas), que decorreu no passado dia 9 de fevereiro em Quito, Equador. Os 12 países aprovaram, unanimemente, um conjunto de medidas que orientarão a sua ajuda ao Haiti, não só agora como nos próximos anos: desde a mobilização imediata de fundos monetários à aposta na saúde e na educação, passando pelo aproveitamento das energias renováveis. Também a restante comunidade internacional, ultrapassado o primeiro impacto, se organiza agora para dar o seu contributo. Recentemente, os Estados Unidos apelaram ao resto do mundo que esqueça as diferenças políticas, e que se una numa só voz – um pedido que está a ser cumprido internamente, já que Bill Clinton e George Bush fizeram questão de defender em conjunto esta mensagem, poucos dias após o sismo (de recordar que Clinton coordenará a ajuda internacional no Haiti, sendo emissário especial da ONU para o país desde maio de 2009). René Preval, presidente do Haiti, afirma que para reiniciar a reconstrução do país serão necessários, primeiro, três anos só para remover os escombros – do que ninguém tem qualquer dúvida é que a dolorosa recordação ficará para sempre na memória daqueles que sobreviveram.

Que este terrível acontecimento sirva ao menos para com ele aprendermos algo – não podem ser só as tragédias a fazer-nos esquecer diferenças políticas, ideológicas, culturais. Não pode ser só a desgraça a unir-nos, mas à partida o desejo de construir um mundo melhor. Nunca é tarde para tomarmos consciência da necessidade da união, da conexão – e dessa forma poderemos, não evitar, mas minimizar tragédias como esta.

Tragedia de Haití, una experiencia que marco mi vida (escrito días después de la catástrofe)

 Gisselle Mateo

El día del sismo, martes 12 de enero a las 16:53:09 hora local del epicentro, me encontraba en mi casa hablando con un cliente cuando de repente sentí una fuerte sensación de mareo, rápidamente la chica con la cual conversaba grito: ’’Esta temblando la tierra’’ y en seguida colgó el teléfono. Inmediatamente empecé a escuchar los gritos de toda la gente saliendo a las calles por el fuerte temblor.

Unos minutos después enciendo el televisor y me encuentro con la noticia de que nuestro temblor fue producto de un fuerte y devastador terremoto de 7.3 grados de magnitud en la escala de Richter, que había azotado a la ciudad de Puerto Príncipe, Capital de Haití (nuestro país vecino). El fuerte sismo, que tuvo una profundidad de 10 kilómetros, provocó, posteriormente, una serie de replicas que aumentaron el temor entre los habitantes de dicho país.

Los efectos causados en el país más pobre de América Latina han sido devastadores: 20 municipios del departamento de Oeste en especial, Carrefour, Grand-Goave, Gressier, Leogane, Petit-Goave y Puerto Príncipe y diez del departamento de Sureste, sobre todo, su capital, Jacmel fueron destruidos. A su paso, el terremoto acabó con gran parte de la infraestuctura de la ciudad, entre ellas el Palacio de Presidencia de Haití y la Catedral de Puerto Príncipe. Y también causó la muerte de al menos 200 mil personas, dejó 250 mil heridos y más de un millón de personas sin hogar. Se considera una de las catástrofes humanitarias más graves de la historia.

La cifra va en ascenso, cada día se van encontrando más y más cadáveres debajo de los escombros, algunos aun con vida y otros ya han corrido con menos suerte. El mal olor se va propagando y las lágrimas de los afectados no paran, al sentirse desesperados por no encontrar sus familiares y amigos. Es triste ver cómo debido a la cantidad de cadáveres y la descomposición que van sufriendo los mismos, estos deben ser enterrados en una fosa común, depositados por camiones y algunos pickups que se han dedicado a recoger dichos cuerpos alineados en las calles de la capital. Mientras que otros cuerpos han sido quemados por razones de salud a sobrevivientes y miembros de ayuda a la comunidad.

Marta Daniela é Portuguesa, física e membro da Conexão Ibero-América.

Gisselle Mateo es Dominicana, empresaria y miembro de Conexión Iberoamérica.

El arte barroco, emblema de integración iberoamericana febrero 12, 2010

Posted by conexioniberoamerica in Reflexiones.
13 comments

Como espejo fecundo donde mirarnos en nuestra herencia, el arte nos ayuda a conocer nuestra compleja y varia realidad de un solo golpe de vista gracias a la potencia de su plasticidad. Después de habermos discutido algunos puntos conflictuosos y polémicos de la situación política de Iberoamérica, Escardiel González Estévez nos mostra ahora como el arte barroco – como muchos otros puntos – une nuestros países.

El arte barroco, emblema de integración Iberoamericana

Escardiel González Estévez

La tarea de la conexión iberoamericana se inicia cuatro siglos atrás, en la etapa barroca, dando testimonio de forma más notoria en ese fértil mosaico que es el arte. Si aprendemos a interpretarlo, más allá de sus deslumbrantes valores formales, nos ofrecerá las claves para comprender el alborear del vínculo iberoamericano en el que hoy nos hallamos inmersos y potenciarlo. De tal modo, el arte barroco se configura como emblema del origen histórico de nuestra conexión iberoamericana, y por lo tanto, reclama ser difundido en la comunidad como otro factor integrador de cuño cultural.

En puridad, la aproximación cronológica de la etapa se extiende desde la segunda mitad del siglo XVII) hasta finales de la siguiente centuria. Sin embargo, lo barroco tiene, aún hoy, vigencia en el pensamiento y en el modo de vida de múltiples regiones de Iberoamérica (pensemos en el ámbito de la fiesta: la Semana Santa de Sevilla, el Corpus del Cuzco, los paralelismo entre la Cruz de Mayo de la Córdoba española y Corrientes, Argentina; o el realismo mágico que recorre la literatura americana del siglo XX, desde García Márquez hasta Alejo Carpentier).

El barroco ha sido considerado como la expresión más fuerte de las manifestaciones culturales iberoamericanas y, aún hoy en día se perciben rasgos de cierto “barroquismo” en su literatura o en sus artes.

El proceso integrador cultural no va a eclosionar con fuerza hasta finales del s. XVII y durante el siglo XVIII, justo en el epicentro del apogeo barroco. Y esto va a producirse, en buena medida, merced a las artes, instrumentalizadas por la religión como elemento de persuasión que, junto con la lengua van a coadyuvar a crear la gran unidad dentro de la pluralidad precolombina. Esta ingente tarea de síntesis se llevó a cabo con tal diligencia que, aún hoy, por encima de las nacionalidades, hay una gigantesca unidad, que da características comunes a la tierra americana desde California a Tierra del Fuego, y atraviesa el atlántico para fundirse con suelo ibérico.

Lo barroco fue para el mundo iberoamericano y aún lo es en buena parte, mucho más que un repertorio de formas escenográficas y susceptibles de ser clasificadas por sus rasgos visuales. El barroco fue y es, ante todo, la expresión de una modalidad cultural que se entronca, fuertemente, con los modos de vida y creencias de la sociedad iberoamericana. Es una genuina expresión cultural que testimonia el momento maduro del mestizaje de valores, superando la fase superpuesta y acumulativa de la conquista para dar expresión a una manera profunda de integración que llega hasta nuestros días.

Es esta síntesis cultural la que testimoniará las más creativas propuestas del arte en América. Asumiendo un programa conceptual, en el cual fluyen las ideologías europeas de la contrarreforma y las sensibilidades del mundo indígena, se genera un conjunto de respuestas sin parangón. Y a pesar de ello, se halla integrada en los modos de vida y potenciada en las creencias y sensibilidades de los sectores populares de América.

El barroco fue el arte que expresó a toda la sociedad, por muy estratificada que ella estuviera, permitió la participación, porque sus claves de lecturas eran familiares a todos y porque fue, ante todo, un arte de fuerte impronta popular, tanto por quienes lo hicieron, como por quienes lo consumían. Pero además fue el canal en el que se manifestaron las formas de pensar y sentir de los sectores procedentes de las antiguas culturas americanas.

Fue el arte que concilió evangelización y fiesta, poder con protagonismo popular, libertad y persuasión. Sacralizó lo cotidiano y elevó los modos de vida y formas de ritualización a contenidos que aún persisten o se añoran en la memoria americana. Fue también el arte que integró todas las artes desde el urbanismo a la arquitectura, a los retablos y a la escultura, a la pintura mural y a la de caballete, a la orfebrería y a los textiles.

Debemos entender el Barroco como una pluralidad de métodos utilizados antidogmáticamente frente al canon clásico de origen greco-romano. Los rigurosos procedimientos compositivos se desvirtúan en pos de la expresividad, la originalidad y la fastuosa belleza que apelan constantemente a los sentidos del espectador, atrapando su mirada. Un arte tremendamente sensorial basado en la persuasión (parámetro fundamental de lo barroco) como fin para impulsar a una espiritualidad arrebatadora.

Iberoamérica eleva el sentido intrínseco de la heterodoxia barroca al romper con los cánones teóricos propugnados desde Italia, confeccionado una manera más efectiva. De este modo, ajustándose a sus medios y materiales, más escasos y menos ricos que en Italia, encubre sus carencias con soluciones más efectistas, haciendo gala de su capacidad inventiva y creadora. Así, frente a las plantas de perfil sinuoso, los templos de planta sencilla (generalmente rectangular) y las fachadas se recubren de una piel en relieve, yeso o madera que, al cabo, resulta más dinámica merced a movimientos virtuales. Impacta el contraste entre edificios sencillos en su configuración externa (salvo la fachada), con un repertorio ornamental de inusitada belleza al interior: retablos tallados, yeserías, pinturas ilusionistas, “talha” dorada,… cuya presencia producía un efecto maravilloso y arrebatador, que reforzaba las cualidades religiosas y metafísicas del lugar sagrado (como ocurre sobremanera en los modelos yeseros del Sagrario de la Cartuja en Granada o la poblana Capilla del Rosario de Santo Domingo, México).

Para ilustrar lo anteriormente expuesto hemos elegido dos elementos que difícilmente pueden formar una mínima idea de un campo tan vasto como el barroco. El hombre-ménsula, también llamado telamón, hunde sus raíces en la inmemorial mitología de los pueblos desde el Atlas clásico hasta los Olmecas, como reflejan las esculturas de sus altares, para expresar la tragedia de la ausencia de libertad y la crispación bajo un peso insoportable. Su disposición vira en función del marco al que se ajusta, normalmente enjutas de arcos o sosteniendo imafrontes, que van desde el mediorrelieve hasta el bulto redondo.

El carácter intrépido del barroco para burlarse del rigor de los órdenes clásicos se desarrolla con especial bizarría en América hasta desafiar la estabilidad estructural en ese gusto por lo paradójico. Así lo demuestran las más insólitas soluciones: el estípite, la columna salomónica, el orden fragmentado o los arcos mixtilíneos. El orden multiplicado se configura como un dispositivo que abarca toda América. La proliferación de elementos genera un efecto de eco de una fuerte atracción visual donde los efectos luz-sombra juegan un papel de primer orden, así como la referencia a la visión acuosa. La multiplicación puede afectar a partes o a la globalidad, e incluso, extenderse al resto de la fachada. Esta técnica también puede rastrearse en culturas precolombinas como la de Chavín.

A través de estas manifestaciones podemos comprender que el barroco forma parte de la herencia y de la memoria de nuestra realidad iberoamericana, expresa aquello que nuestras comunidades entienden como suyo y es capaz de crearse de nuevo para estar vivo, aún hoy, en esta vigencia de lo real-imaginario. El barroco, en definitiva, expresa como ningún otro momento histórico, la posibilidad testimonial integradora de Iberoamérica y, por ende un rasgo emergente de su realidad cultural.

Escardiel González Estévez es Española, licenciada en Historia del Arte, y miembro de Conexión Iberoamérica.

Honduras… ¡Una nueva época comienza! febrero 1, 2010

Posted by conexioniberoamerica in Reflexiones.
8 comments

“Problemática”: esta es la palabra clave que marca los últimos textos que hemos publicado. Problemática es también la situación en Honduras; no en consecuencia de una relación conflictiva con un país en particular, sino porque su situación política está marcada por hechos polémicos. Muchas y contrárias opiniones hay al respecto; Conexión Iberoamérica tiene como princípio la libertad de expresión, y nuestro blog se constituye como un espacio en el cual podemos compartir nuestras visiones sobre el mundo. Laura Iveth Marcia comparte con nosotros su punto de vista como hondureña sobre los más recientes hechos ocurridos en su país.

Honduras… ¡Una nueva época comienza!

Laura Iveth Marcia

El 27 de enero del 2010, comenzó en Honduras una nueva etapa, después de lo ocurrido  el 28 de junio del 2009, que terminó con la sustitución del ex presidente Manuel Zelaya y el nombramiento como nuevo presidente de Roberto Micheletti, como mandatario interino. Este día en donde se ha celebrado la toma de posesión del nuevo Presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa, marca una nueva época en la vida de todos los hondureños que anhelamos que este nuevo gobierno, le dé un empuje y demuestre que en Honduras queremos vivir en ¡democracia!

El  28 de junio marcó la historia política de Honduras; como hondureños sufrimos las consecuencias de tal hecho: suspensión de toda la ayuda internacional, presión constante de los organismos internacionales para la restitución del presidente depuesto, la creación de movimientos violentos en contra de la destitución de Zelaya, y otras cosas más que han de recordarse, y todo esto gracias al capricho infundado e ilegal del aquel entonces presidente de realizar una encuesta popular a la que denomino la “cuarta urna”, cuyo verdadero objetivo era el crear una Asamblea Nacional Constituyente y poder así reformar la Constitución de la República y posiblemente conseguir una reelección.

Desde ese día, que muchos no quisiéramos recordar, Honduras no fue la misma: enfrentamiento entre Honduras y la comunidad internacional, división de la población hondureña, unos en contra y otros a favor del llamado golpe de estado y sustitución constitucional para otros… hechos que hirieron a la nación.

Hoy la esperanza y la ilusión regresa al corazón de los hondureños. Se espera que este nuevo mandatario realice en su período presidencial todas las gestiones necesarias para volver a la normalidad, y que la comunidad internacional se dé cuenta que en Honduras amamos la democracia y que hemos dado un gran ejemplo de todo lo que somos capaces de hacer con tal de mantenerla en el país. También queremos que reconozcan a este nuevo gobierno, y que todo vuelva a la normalidad.

Es importante destacar que el 27 de enero, durante el acto de transmisión de mando, el presidente electo democráticamente, firmó el decreto que puso fin a la situación de Zelaya en las instalaciones donde funcionaba la Embajada de Brasil; al acordar junto con el Congreso Nacional la AMNISTÍA  por los delitos políticos cometidos por Manuel Zelaya en su período presidencial, quedando así pendiente los delitos comunes, decisión que ha desconcertado a muchos hondureños que consideramos que no ha sido legalmente los más prudente que ha hecho con respecto a Zelaya. Y que, por el contrario, como cualquier ciudadano debe responder por los delitos cometidos ante las autoridades competentes.

Hay alegría en otros que consideran que fue la decisión más acertada para lograr la tranquilidad en nuestra querida Honduras. Este día (27 de enero) partió el ex presidente Zelaya, junto con su familia al país hermano República Dominicana, ¿Cuáles son sus planes? ¿tramará algo para el futuro? Eso solo el tiempo lo dirá.

Mientras tanto en Honduras, rogamos porque este día marque el comienzo de una nueva época, llena de buenas nuevas, cosas grandes para todos sus pobladores y teniendo la fe y esperanza que estos nuevos mandatarios realicen siempre su trabajo con apego y respeto a las leyes y a la Constitución de la República.

Laura Iveth Marcia es Hondureña, abogada y miembro de Conexión Iberoamérica.