jump to navigation

¿Calentamiento global o cambio global? febrero 26, 2010

Posted by conexioniberoamerica in Reflexiones.
trackback

En los últimos meses el calentamiento global se ha posicionado en la agenda internacional como uno de los temas prioritarios y tal vez uno de los mayores desafíos que enfrentará la humanidad en los próximos años. Sin embargo, el problema es mucho más complejo e involucra una serie de factores múltiples que están afectando la biodiversidad y con ello a nosotros mismos. El desafío de responder a tiempo a esto no solo involucra nuestro destino como especie, sino que también al resto del planeta.

¿Calentamiento global o cambio global?

Darko Cotoras

El calentamiento global es un fenómeno que hace varios años se encuentra presente en la opinión pública. De hecho, tal vez sea el problema ambiental más fácilmente identificable por la mayoría de las personas. Ante la pregunta de: “¿En qué consiste el calentamiento global?” La respuesta más probable quizá sea que corresponde a un aumento de la temperatura del planeta a causa de los gases invernadero junto con todas las consecuencias ecosistémicas derivadas de este incremento. Esta respuesta es correcta, pero la situación es mucho peor. Irónicamente, podríamos decir que es solo la “punta del iceberg”.

Si bien en algunos ecosistemas, como el chaparral de California, en fuego es un componente natural, en muchos casos no lo es y por ello tiene consecuencias nefastas en los bosques.

(Fuente: http://gardenrain.files.wordpress.com/2009/06/forest_fire.png)

El impacto que ha tenido el ser humano en la biosfera prácticamente comenzó junto a nuestra propia existencia. Actualmente, es tan profundo que podría denominarse como un cambio global. Es difícil decir con precisión si el ser humano dejará una huella en el registro geológico de la tierra o solo será una perturbación menor. Lo cierto es que la velocidad que presentan ciertos cambios actualmente es muchísimo mayor de lo que se ha documentado en cualquier periodo anterior. Uno de estos procesos es la extinción de especies. Ella es tan alta que algunos autores han indicado que somos los causantes de la VI extinción masiva. Las extinciones masivas son eventos en los que por diversas razones la flora y fauna del planeta se ve abruptamente reducida (la extinción de los dinosaurios es un ejemplo).

¿Cuáles son los factores que han generado tal fenómeno?, ¿es directamente el calentamiento global o es algo multifactorial? La respuesta pareciera ser la última posibilidad. La disminución en la biodiversidad se ve potenciada por una serie de factores que en varios casos resultan estar relacionados o tienen efectos sinérgicos.

Por una parte, se encuentra la destrucción directa de los individuos pertenecientes a una especie, causada por la caza ilegal, sobre explotación de recursos o captura de animales para la venta como mascotas. De manera indirecta la fragmentación del hábitat puede influir en la subsistencia de una especie. Esto se debe a que cada especie tiene un territorio mínimo para que sus poblaciones se desarrollen de manera saludable. Si se mantienen en una zona menor, aparecen problemas asociados a falta de alimento o territorio reproductivo, ente otros.

Otro fenómeno muy frecuente relacionado con la presencia humana es el transporte de especies “invasoras”. Ello significa que de manera accidental o intencionada se introducen especies no nativas (es decir que originalmente no se encontraban en ese lugar). Los resultados de este fenómeno son impredecibles, pero en gran cantidad de casos ha resultado en graves consecuencias para las especies locales.

También se puede mencionar la polución (aérea, terrestre y acuática), la cual afecta el natural funcionamiento del ecosistema. Una de las formas de afectar todo un ecosistema se relaciona con las alteraciones de la red trófica que soporta al mismo. Esta alteración se pude relacionar con la reducción en el número de individuos en un nivel trófico o incluso su desaparición.

Video sobre la importancia de la selva Amazónica y el peligro en el que se encuentra.

Resulta complicado resumir en pocas líneas la infinidad de factores que reducen la biodiversidad. Sin embargo, de una manera gruesa  se pueden sintetizar como todas las consecuencias asociadas a un crecimiento material desmedido que no considera sustentabilidad o respeto por los otros seres con los que compartimos el planeta. Por lo tanto, la única manera en la que podremos frenar o reducir el efecto de este proceso es replanteando la forma en la que vivimos. Tomando en cuenta de que muchos de los bienes y servicios a los que podemos acceder, en vista de un bien mayor, resultan prescindibles. Además, que pese al hecho de que nuestros desarrollos tecnológicos nos permiten hacer muchas cosas (carreteras, represas, industrias de extracción de materias primas, etc), no todas ellas son correctas bajo una ética ambiental responsable.

Otro aspecto importante es el aumentar la conciencia asociada a la importancia del reciclaje y reutilización de recursos. Junto con esto, el estimular la utilización mesurada de los mismos. La posesión de dinero para pagar el derroche de un recurso natural no justifica su sobre explotación. Además resulta esencial el fomentar e invertir esfuerzos en la diversificación de fuentes de alimentos y energías amigables con el medio ambiente.

Tal vez, tan interminables como los efectos que merman la biodiversidad son las medidas que se pueden tomar para preservarla. Para hacer frente al cambio global que estamos generando se requiere algo tan profundo y fuerte como otro cambio global.

Darko Cotoras es Chileno, biólogo y miembro de Conexión Iberoamérica.

Anuncios

Comentarios»

1. Daniel - febrero 26, 2010

Darko, excelente tu texto, es explicativo y nos lleva hacia la reflexión.

Tocás entre muchos, un punto que me parece importante, el hecho de que la posesión de dinero no justifica el gasto brutal de recursos, y eso pasa muchas veces acá en Latinoamérica, en nuestras casas, con el recurso del agua. Tenemos “tanta” en comparación con otros lugares y tan barata, que no importa desperdiciarla si no cuesta nada.

Si esta conciencia no cambia, lo que nos va a costar caro es nuestro futuro a corto y mediano plazo.

2. Marta Leandro - febrero 28, 2010

Darko, felicitaciones por el texto!

Yo soy casi una leiga en el tema! Lo que conozco és a traves de los medios y por algunas busquedas, pero nada de muy rigoroso! És interesante leer algo escrito por alguién que sabe bien de lo que habla, pero lo hace en un linguaje, no muy complejo, lo que permite hacer llegar la información a todos! Felicitaciones por eso por que ni todos saben salir de su linguaje demasiado tecnico!

Y bueno… A respecto de la biodiversidad, me acordé de mi país – Portugal – que és el país de la unión europea con mayor área marítima (lo que llaman zona economica exclusiva) y que está analisando la posibilidad de aumentarla. Pero, para eso es necesario un mayor conocimiento de la area y por lo tanto se invertió en más investigación de las águas, no solo para conocer la biodiversidad de la región, sino para aprender a mantenerla y aprovecharla.
La verdad es que existen diversas posibilidades de inversión en biotecnologia o energias renovables, considerados sectores con elevado potencial, pero al final Portugal sólo aprovecha un 16% de su potencial marino. Quizás acá esté una oportunidad de futuro para mi país.

Saludos!

3. Estefanía Almenta - abril 17, 2010

Darko, muchas gracias por el texto. Al leer tus palabras no he podido evitar pensar en los cambios que veo a mi alrededor. En el mes de octubre, otoño en el hemisferio norte, siempre ha hecho bastante frío en mi ciudad. Sin embargo este pasado año aún parecía que fuera verano. Ahora, que ya estamos en abril, llueve torrencialmente como normalmente sucedía en otoño, y no sólo eso, sino que ha llovido tanto durante el invierno que muchas zonas han quedado totalmente inundadas, muchos animales han muerto, muchas cosechas se han perdido, y muchas familias han perdido sus casas. Ahora, sin tiempo para recuperarse de las últimas inundaciones, vienen más y más lluvias.
Desde luego que no soy una experta en metereología, pero me cuesta pensar que todos estos cambios, y más que cambios, desastres, sean pura casualidad. Hay mucho que estamos haciendo mal y la naturaleza nos lo está diciendo a gritos. ¿Qué más necesitamos para darnos cuenta de que estamos destruyendo nuestro propio hogar?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: