jump to navigation

Utopías de la juventud enero 3, 2011

Posted by conexioniberoamerica in Noticias, Reflexiones.
3 comments

Los encuentros fomentan el intercambio de ideas en el joven activo: 300 jóvenes de 98 países fueron elegidos para el programa internacional Caleidoscopio. En la India analizaron los problemas de sus países.

Utopías de la juventud

Edgar Enrique Figueroa

¿Qué están haciendo los jóvenes por el mundo? Nyuma Kamara, de Sierra Leona, trabaja para la defensa internacional y el derecho de los niños en su país.

Ruhiya Isaah, de Ghana, también lo hace. Ella no entiende cómo, en pleno siglo XXI en su país, las niñas son asesinadas en el vientre de la madre solo porque una tradición indica que las mujeres tienen que pagar la “dote”.

“Esta práctica devastadora pone a las madres en una situación difícil cuando se enteran de que nacerá una niña. Lucho para proteger los derechos de la mujer”, dice.

Onario Vakaloloma se esfuerza contra la violencia que se vive en Fidji. Ella escribe poemas sobre temas de paz, resolución de conflictos, discriminación y reducción de la pobreza, sueña con publicar un libro. Considera que los encuentros juveniles son campos de transformación para animar a la masa juvenil a construir acciones positivas.

En Latinoamérica, Aldo Arce, de México, labora en una organización llamada Puerta Joven, destinada a jóvenes discapacitados, indígenas, migrantes y analfabetas. “Promovemos el derecho a la cultura para estos grupos vulnerables, a defender y conservar su identidad, a seguir hablando una lengua indígena sin ser discriminado”, agrega. Su interés por participar en los encuentros juveniles es capacitarse como agente de cambio y mejorar el país y su comunidad, además de demostrar que los jóvenes tienen capacidad para organizarse.

La razón

¿Qué hacían estos y más de 300 jóvenes del mundo congregados, por diez  días, en la India el pasado mes de noviembre en un programa llamado Caleidoscopio Oxfam International Youth Partnerships (OIYP) ? Pese a las barreras culturales, idiomáticas, religiosas, preferencias sexuales e ideologías, los participantes se unen en un solo mensaje: Una fuerza global para el cambio.

Cada uno expresó qué está haciendo por su comunidad y por qué son líderes. Para quienes creen que la juventud está perdida, sin capacidad para soñar, en este encuentro, como en muchos otros, se demuestra que en muchas partes del mundo las mentes jóvenes son sensibles a los cambios sociales, políticos y económicos. Y ese es el fin que Oxfam, la organizadora de este evento edición 2010, se ha trazado. Anna Powell, manejadora de OIYP, explicó que se escogió la India para que los jóvenes tuvieran contacto con las necesidades extremas: pobreza, guerras, terrorismo, derechos humanos, Sida, corrupción, etc. Estos y otros temas fueron abordados durante el encuentro en talleres, actos culturales y visitas comunitarias, en las que cada participante podía discutir y proponer.

Nicole Castillo de Filipinas y Nicolay Duque de Colombia colaboran y son miembros de una organización que trabajan por los derechos de la comunidad Gay Lesbiana, Bisexuales y Transgénero en sus países. Ambas quedaron marcadas por las vivencias del evento y no descartan que continuarán trabajando en sus países con esta población que es vulnerable a la discriminación. Los talleres de radio, las campañas de educación, el contacto con redes internacionales llenaron parte de sus expectativas.

Los jóvenes de Palestina proyectaron un documental relacionado con los territorios en disputa y los conflictos con el Estado de Israel.

El palestino Ibrahim Zarour incentivó a crear una conciencia crítica con métodos de paz en su barrio. Handy Acosta, de Cuba, está interesado en la educación y en la protección del medio ambiente, y cree fervientemente que el ser humano puede hacerlo si deja de contaminar mares y ríos, y de promover políticas no sostenibles.

Hammad Hammad nació en Israel, es palestino y reside en Estados Unidos, participó como action Partner en el Caleidoscopio de 2007 en Australia y aplicó para esta evento en calidad de Motivador. “Apliqué porque   estaba interesado en la distribución de mis experiencias del programa de OIYP en 2007 y en la nueva gente que se reuniría en esta ocasión y que trabaja por un cambio.  Hammad trabaja en su fundación llamada Inspire Dreams con niños en campamentos de verano y se   centra en la cultura de la no violencia y a fomentar el deporte, teatro,  poesía danza, etc.

Mi diario

En cuanto a mi experiencia, trabajo en Juventud Positiva una fundación creada por amigos en Panamá. Nuestro programa está dirigido a estudiantes de bachillerato en colegios en área vulnerables a la violencia. Trabajamos sobre el tema de la no violencia, la cultura de paz, la educación y el autoestima etc. También formo parte de Conexión Iberoamérica. Tengo que contarles, que ha sido grandioso volver a conectarme no solo con jóvenes de toda Iberoamérica, sino con amigos que en mi vida pensaría entablar una amistad. Jóvenes de Madagascar, Laos, Israel, India, Egipto, Angola, Irán, Tonga en fin,  cada uno con su propio sueño de cambiar y trabajar por un cambio positivo. Críticos, tranquilos, reflexivos, alegres, tímidos, alocados cada uno con una actitud, una costumbre y una sonrisa que nos anima a mantener esas conexiones pese a las distancias. Haber visitado aquellas comunidades como Padran, donde las mujeres son el soporte de la familia, me hizo  reflexionar que hay carencias que no se pueden comparar, que las desigualdades suman y que la corrupción se hace cada vez más aliada a los sistemas de gobierno. Típicos ejemplo de nuestros países en Latinoamérica. Lo que si estoy seguro es que todos estos amigos del mundo están convencidos de que estas reuniones aportan para construir su propia utopía.

 

 

Red de jóvenes en el mundo

Las redes sociales o encuentros virtuales no son suficientes para comunicar e intercambiar ideas tangibles o intangibles. Sin embargo, hay organizaciones en el mundo que se mueven para financiar programas internacionales exclusivos para jóvenes. OIYP es un programa de la Asociación Internacional de la Juventud de Oxfam; es una red global de jóvenes que comparten la visión de un mundo justo y que están comprometidos a trabajar por un cambio social pacífico, equitativo y sustentable en sus comunidades. Cada tres años introducen a la red OIYP a 300 jóvenes, provenientes de todo el mundo. Desde que se inició este programa en 2000, esta ONG de Australia, con oficinas en varios países, ha trabajado con más de mil 150 jóvenes de 98 países, a quienes se les conoce como socios en acción, todos interesados por un cambio global.

Para conocer mas de oxfam visiten: oiyp.oxfam.org.au/

Edgar Enrique Figueroa es Panameño, periodista, Con post grado en relaciones Internacionales y  estudiante de máster de Relaciones Internacionales con énfasis en cooperación internacional de la Universidad de Panamá, labora en el diario La Prensa,  Fundación Juventud Positiva y miembro de la Conexión Iberoamérica.

 

 

Anuncios